fbpx

Haloterapia y aceites esenciales

Haloterapia y aceites esenciales

«S» cómo SAL y cómo SALUD

A pesar de que estamos en pleno mes de junio, mes en el cual nos anticipamos a los primeros días de gran calor veranero. Por esta razón, quiero hablar de una herramienta saludable, económica y que todo el mundo tiene en su casa, una aliada que puede ser útil durante todo el año: la sal.

En este artículo del blog quiero dar espacio a la sal porque me he dado cuenta de que muchas veces un elemento tan usado y conocido en la cocina como la sal, se usa muy poco en el día a día para aliviar a nuestras pequeñas dolencias en invierno, reforzar nuestro sistema respiratorio en verano y ayudarnos para tener nuestra vivienda limpia a nivel energético a menudo.

Sin embargo, es uno de los remedios más antiguos y más económicos que podemos utilizar. Yo diría que en estos momentos económicos complicados tener una herramienta que nos haga sentir bien y cueste muy poco, marca la diferencia. Si fuéramos a un spa de belleza o un baño termal, oiríamos hablar de la Haloterapia. ¿Pero, de que se trata?

La Haloterapia, que debería llamarse más correctamente alóterapia, es un término que deriva del griego antiguo, o más bien de las palabras alós que significa sal y therapeìa que significa terapia. Las propiedades de la sal ya eran conocidas en la Medicina Tradicional China y también en la cultura mediterránea se consideraba un elemento muy preciado, también utilizado como moneda de cambio, más preciado que el oro.

En la antigüedad, se reconocía que la sal tenía propiedades curativas y, de alguna manera, taumatúrgicas. En Egipto, por ejemplo, se consideraba un regalo ‘de un rey’ y en la Edad Media, a la sal se le atribuían propiedades mágicas como la protección contra el mal ojo. Algunos dichos y refranes también han quedado en el lenguaje moderno de nuestros días como algunas actitudes supersticiosas como arrojar sal en los rincones de las habitaciones de la casa, esparcirla frente a la puerta de la casa o lanzar un puño a la espalda para ahuyentar la negatividad.

Las propiedades terapéuticas de la sal, sin embargo, son elogiadas y acuñadas con el término de Haloterapia recién en 1843 por el Dr. Feliks Boczkowski, un lucero polaco que anotó sus estudios sobre las propiedades de la sal y los datos sobre la ausencia de enfermedades pulmonares de los mineros de las canteras de sal de roca. En sus escritos, el médico atribuyó los efectos curativos de las salinas gracias a la presencia en ellas de microelementos presentes en el ambiente, la temperatura y la humedad.

Dr. Boczkowski realizó haloterapia haciendo que sus pacientes respiraran los oligoelementos de la sal. Era sal que contenía más del noventa por ciento de sal de roca, que es muy diferente de nuestra sal para cocinar.

Hoy en día por razón de espacio, los pisos siempre mas pequeños, hay centros de haloterapia especializados donde podemos disfrutar de ambientes agradables para utilizar la sal cómo terapia.

Cueva de sal en Auckland

¿CÓMO FUNCIONA LA SAL PARA NUESTRA SALUD?

¿Cómo actúa la sal para nuestra salud? La sal tiene efectos beneficiosos sobre el tracto respiratorio gracias a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y mucolíticas. En el sistema de energía renal de acuerdo con la Medicina Tradicional China, por lo tanto, en caso de frío, dolor en el lomo, extremidades congeladas incluso en pleno verano, hinchazón de las piernas y mucho más.

Unos cuantos ejemplos concretos, si tenemos las piernas hinchadas y cansadas podemos darnos un agradable baño con sal marina integral gruesa, dos o tres cucharadas y quizás añadiendo dos gotas de aceite esencial de menta si lo hacemos por la mañana o con lavanda por la noche.

Permaneceremos sumergidos unos veinte o treinta minutos y si lo hacemos al menos dos veces por semana, esto ayudará al drenaje de nuestras piernas y devolverá el tono y vigor a nuestros músculos. En el caso de que nos sintamos muy cansados ​​o hayamos cogido el resfriado y la humedad como puede pasar en los días locos típico en primavera, hacer un bonito pack de sal gruesa en la zona del riñón devolverá el tono, las ganas de actuar y quitará un poco de humedad estancada del alma y del cuerpo.

¿Cómo podemos hacerlos en casa?

LOS ENVASES DE SAL CALIENTE. Los paquetes de sal calientes son sencillos, rápidos, efectivos y una vez más reitero la palabra barato. Hacerlo es muy sencillo, se necesita tomar una sartén antiadherente, un kilo de sal gruesa que calentaremos por cinco a ocho minutos a fuego alto (en la sartén). Cuando la sal esté un poco tostada se necesitará verterla en una funda de almohada de algodón que se convertirá en una especie de cojín de la salud para aplicarlo en la zona lumbar.

Por lo tanto, recomiendo colocarlo en posición mientras está acostado boca abajo en la cama o en el sofá. Si el paquete está demasiado caliente, se puede poner una capa adicional de algodón entre la piel y la funda de almohada o se puede poner el paquete directamente debajo de la planta del pie en contacto con la piel.

Este simple gesto será de alivio para todas aquellas personas que tienen dificultades para conciliar el sueño o cuyas extremidades siempre están frías o se sienten increíblemente cansadas, tanto en verano como en invierno. Entonces, incluso si no podemos permitirnos tratamientos costosos en algún resort espléndido, ¡podemos hacer con seguridad un pequeño rincón en nuestra casa donde podamos cuidarnos con nuestra amiga sal!

En casa podemos utilizar la sal cómo limpiador energéticos combinados con los aceites esenciales. Por ejemplo, añadiendo a la sal gruesa dos gotas de tea tree, lemon gras, lavanda y salvia. Podemos potenciarlo rodeándolo de cristales cómo el cuarzo citrino, selenita, ámbar y turmalina negra en forma de pequeño circulo.

El aceite esencial de lavanda nos proporcionará sensaciones de tranquilidad y paz, promoviendo la calma interior, el lemon gras nos ayuda irradiar confianza y poder a nuestro rededor y es un valido purificante y refrescante para todo el ambiente. La tea tree es muy conocido por sus propiedades curativas y es útil para despejar energías estancadas en la vivienda. La salvia también contribuye a llevar la paz y la armonía en nuestro hogar. Esta combinación entre sal, cristales y aceites esenciales nos ayudará a despejar la mente de pensamientos recurrentes

que estancan la circulación de energía tanto a nivel físico como emotivo. Ideal para limpiar el campo energético de estancamientos también en los meridianos de acupuntura para reactivar el flujo de Qi, despejando las energías parásitas externas que pueden estar generando obstáculos en la circulación son liberadas de nuestro sistema.

¿Hay precauciones que necesitamos mantener?

Los aceites esenciales si lo tienen. Se necesita mantenerlos fuera del alcance de los niños y de nuestras mascotas. También no se deben ingerir o poner directamente a contacto con la piel. Siempre tienen que estar mezclados con sal gruesa o aceite corporal natural solido o fluido, mezclándolos bien o puesto en un hornillo de Aromaterapia (vaporizador).

También se necesita saber que los aceites esenciales son fotosensibles y por eso se necesita mantenerlos lejos de fuentes de calor y expuestos a la luz solar directa. Por esta razón, los aceites de buena calidad siempre están puestos en frascos de vidrio oscuro para preservar todas sus propiedades.

Espero haberos ofrecido algunas informaciones útiles sobre la sal y sus aliados para lograr bienestar en tu hogar.

Y si te ha gustado este articulo, ¡compártelo con tus amig@s y en tus redes sociales!

¡Comparte este contenido!